Seleccionar página

Alguna vez, al finalizar tu libro y repasarlo te das cuenta de que tiene algunos errores. Los más comunes son palabras u oraciones que se repiten mucho. No te preocupes, todo escritor novel suele cometer ciertos descuidos recurrentes y no sabe cómo corregirlos. Aquí revisaremos algunos de los más comunes y os ayudaremos a evitarlos con estos tips de escritura.

La repetición, tu archienemiga

La escritura es un reflejo de la vida, por ello, lo que vivimos o sentimos se plasma en el papel. Es normal que al escribir insertemos esas coletillas, como si se tratase del lenguaje hablado. Del mismo modo, resulta común repetir estructuras con las que nos sentimos seguros.

Veamos el siguiente ejemplo: «De pronto, la estancia se quedó completamente a oscuras, el silencio era ensordecedor. De pronto, apareció en la habitación una figura que empañó los cristales e infligió terror al propio miedo».

Como podéis ver, el contenido del texto es interesante y está bien redactado, pero las repeticiones lo estropean bastante. Bastaría con cambiar «de pronto» o eliminarla de la oración. En ocasiones, tendemos a utilizar información innecesaria para completar oraciones, pero en realidad, le restamos fluidez al texto.

El sinónimo, ese gran aliado

Al hilo de lo que acabamos de mencionar, es interesante recurrir a ciertas ayudas en el texto. El sinónimo es fundamental, ya que nos ayuda a que el texto sea fluido, rico y variado. Un escrito en el que se repite constantemente la misma palabra provoca pesadez y sensación de monotonía en el lector.

Al meollo, no te vayas por las ramas

La novela debe estar contextualizada, pero el relleno y la trama vacía de contenido es contraproducente. Si nos desviamos mucho, es probable que el lector pierda el hilo de la trama principal.

Deja de lado la pedantería

Muchos autores siguen la teoría de «más es mejor», pero eso no siempre es así. Se trata de ser capaz de entretener al lector, que la historia sea verosímil y disfrute de lo que escribimos. Además, una sintaxis compleja puede dar lugar a errores de concordancia, que son los más comunes.

Encuentra tu estilo

Siempre intentamos emular lo que nos gusta, pero tenemos que conseguir nuestro propio estilo; es normal que te inspires en otros autores, pero no olvides quien eres.

Hasta aquí el artículo de hoy. ¿Os han resultado útiles estos tips de escritura? ¿Tendéis a cometer alguno de los errores señalados? ¿Qué aconsejaríais a un nuevo escritor?

Nos leemos pronto,

Firma de Bárbara correctora. Consejos de escritura
Share This