Seleccionar página

¿Quieres escribir un libro y no sabes si será suficientemente bueno o interesará a tus lectores? Hoy te traemos 6 tips para llamar la atención de tus lectores y que puedan disfrutar más de tu novela.

Haz una lista de los temas más populares

Es frecuente, y la mayoría de las veces necesario, recurrir a internet para averiguar qué temas son los que más interesan al lector o cuáles están de moda y tomarlo como referencia para establecer el eje central de tu novela. Recomendamos hacer una lista, unos 10 aproximadamente, y centrarte en el que más te guste. Así será mucho más sencillo atraer lectores potenciales.

La verosimilitud es primordial

Esto se aplica al género que sea, podemos estar leyendo una novela de lo más surrealista y, sin embargo, estar convencidos de que lo que sucede es cierto. El autor tiene que jugar con la mente del lector y conseguir que se crea lo que él escribe.

Es muy común comenzar una novela y no poder acabarla simplemente porque te das cuenta de que la atmósfera que crea el escritor no es la idónea, no centra la trama o sencillamente porque no nos creemos lo que pasa.

Elaboración de un guion previo

Hace unas semanas hablábamos en un post anterior sobre esto como consejo para atraer la inspiración. Es fundamental que antes de escribir nos planteemos todo, desde lo general a lo más particular: dónde se centra la trama, qué lugares saldrán, nombres, apellidos y descripción de los personajes, quiénes son sus familiares, etc.

Debemos esquematizar la novela, meternos en ese universo literario, sentir lo que siente el personaje y, sobre todo, saber el final, no se recomienda improvisar sobre la marcha porque el resultado puede no ser el esperado.

Busca la empatía en el lector

Antes hacíamos mención a la capacidad de manipulación de escritor, él es el dios de ese universo, el brazo ejecutor que puede causar dolor o dicha. Cuida esos detalles que hacen que el lector se emocione, sienta ira, sufrimiento, que se ponga en la piel de los personajes y crea que es él mismo un engranaje más de la novela.

Sé sutil desvelando detalles

Debes recurrir siempre a la habilidad detectivesca del lector, dejar pistas para que él, por sí solo, sea capaz de desvelar la trama, incluso anticipándose al final que tienes preparado para ella; busca siempre sorprenderle con elegancia. Si revelas demasiado, es posible que el lector se aburra de leer algo tan evidente o manido.

Detalles, sí; relleno, no

Es normal que cuando empezamos a leer una novela queramos saber todos los pormenores posibles para sumergirnos en su universo literario, pero también es cierto que demasiados detalles pasan factura. Es mejor que vayas al grano cuando desarrolles la trama, que intentes desechar todo aquello que no aporte interés a la historia principal. Recuerda que a veces menos es más.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que os haya resultado interesante y podáis aplicar estos consejos para escribir una novela impecable.

Nos leemos pronto,


Share This